Páginas vistas en total

viernes, 19 de octubre de 2007

Un monumento recuerda la importancia de la ciudad en el entramado viario romano



Autor:
Enrique G. Souto
Fecha de publicación:
19/10/2007

«Non se trata de fantasía, senón de realidade». El profesor y arqueólogo Antonio Rodríguez Colmenero, consciente de que rememorar el pasado puede prestarse a la crítica fácil, defendió la ubicación del monumento, inaugurado ayer en la plaza de Armanyá, que, a modo de miliario romano, recuerda los orígenes de la capital lucense y su importancia en el entramado viario del imperio romano.
El alcalde, José López Orozco, ahondó en la intervención de Colmenero: «Non estamos diante dun invento, porque partimos dunha realidade histórica» y recordó los hallazgos arqueológicos efectuados en el entorno de la Subdelegación del Gobierno.
A la inauguración del monumento asistieron el concejal de Cultura de Ponferrada y arqueólogos de algunas de las ciudades portuguesas que participan con Lugo en el proyecto Vías Atlánticas. El miliario es un cilindro de chapa de bronce, con una altura de dos metros y medio y 60 centímetros de diámetro. Adaptado a la forma cilíndrica tiene un texto en latín, una parte dedicado a Augusto y emperadores posteriores a los que se deben las distintas vías romanas, y otra destinada a recordar el momento en que fue instalado. Se erige sobre un círculo de granito, con flechas que indican las vías de salida de Lugo para distintas direcciones.
El presupuesto total fue de 20.132 euros, a cargo de Vías Atlánticas, proyecto financiado en el 75% con fondos Feder y el resto por el propio Concello.
En la inauguración, el profesor Antonio Rodríguez Colmenero destacó: «Restablecer un sinal de identidade é sempre un feito a subliñar». Recordó que hubo un tiempo en el que desde el entorno en el que se celebraba el acto Lugo irradiaba su influencia en un amplio territorio del imperio romano. Por ello, destacó que la elección de un monumento que representa un miliario supone «o símbolo máis idóneo». Explicó que en Roma se encontraba el miliario dorado, que señalaba el arranque de todas las vías que partían hacia los distintos territorios del imperio. A su vez, en cada capital de convento jurídico había un miliario de referencia. «Non estamos a falar de fantasías», señaló el veterano investigador. Recordó que en las excavaciones efectuadas en Lugo en lo que fue el foro se localizó el tocón de lo que probablemente fue el miliario de referencia. Colmenero dijo que Lugo tiene prestigio nacional e internacional en el campo de la arqueología.

Tomado de: http://www.lavozdegalicia.es/lugo/2007/10/19/0003_6239916.htm

No hay comentarios: